Juegos que me traumatizaron: Chakan The Forever Man (Mega Drive)

  • 10 de febrero de 2009
  • Los juegos de terror o de apariencia grotesca y sanguinolenta no se estilaban mucho en la época anterior a los 32 bits, excepto grandes excepciones como Splatter House, Sweet Home (que nunca salió de Japón) o el Oh Mummy! la mayoria de juegos que salían era deportivos, beat'em ups o lo que a mi me gusta llamar "puta maraña de juegos de mascotas", a veces incluso cambio la palabra mascota por mierda.

    Esto sobre todo ocurría en la Mega Drive con basura como James Pond, The Ottifants o Bubsy, por este motivo juegos como este Chakan llamaban tanto la atención del usuario medio de Mega Drive cuyo único juego no fuera el Fifa.

    Si me diesen un euro cada vez que he maldecido en su nombre...


    La presentación del juego es bastante impecable... a primera vista... los gráficos son resultones, no así la música que es como el rebuznar de 300 burros asmáticos pidiendo el Inistón al abuelo.

    El juego es en concepto parecido a lo que sería un juego de Metroid por pantallas mezclado con Castlevania y en jugabilidad como uno de los multiples juegos amigueros al estilo del Gods

    La historia también es "as badass as it gets", Chakan es TAN chulo que alardea diciendo que podría vencer en un duelo a la muerte, la muerte, que no es menos, sale al encuentro de Chakan cual caní al que han ofendido mirando su coche / moto / novia / novio solo para perder miserablemente y, en un ataque de humildad propio de su raza le echa al buenazo de Chakan una maldición.

    Esa maldición es la que da sentido al juego y es que hasta que el prota no consiga acabar con el mal en el mundo (que empiece por los bancos...) no tendrá derecho a morir y por tanto a descansar.

    El hub central y el comienzo del horror...

     El juego consta de 4 mundos, por supuesto los mundos se dividen en elementos, agua, fuego, tierra y otra cosa, cada uno de estos mundos tiene 6 pantallas y solo al acabarlas todas (que rápido lo he dicho ¡eh!) podremos acceder a la batalla final.

    El caso es que el juego, sin ser largo, es muy dificil y tiene una carencia que lo hace imposible para el usuario medio, no tiene passwords ni manera de grabar partida ni nada de nada pero, como habreis podido intuir por la maldición, Chakan no puede morir, tiene vidas infinitas, lo que pasa es que al "morir" te llevan otra vez al hub y creedme, esto va a pasar muuuchas veces...

    Llegar aquí parece fácil pero no lo es. Solo un hombre de culo estrecho...

    Durante las pantallas encuentras ciertas armas con las que puedes interactuar con ciertas partes del decorado y son indispensables para acabar el juego, el hacha rompe puertas, el martillo piedras, el gancho te permite colgarte de ciertos salientes... además, ciertas pantallas se han de jugar en orden debido a esto mismo, si no tienes el arma que toca has de usar un hechizo para salir de la pantalla con el consiguiente gasto de pociones o bien dejarte matar....
    Las pociones, ah, dispersas por el mapa y que te dan fantásticos poderes como saltar más alto, ser invencible o lanzar fuego de tus armas, estás pociones son a falta de una exageración más grande, el cuerpo de Cristo ya que, sin ellas, ciertas partes del juego son poco menos que imposibles, sobre todo me refiero a enemigos de fin de fase sin ningún tipo de pauta excepto pegarte a todas horas con prioridad absoluta en todos sus golpes y una mala leche que dejaría en evidencia al mismísimo Matias Prats.
    Pesadillas tengo con este mamón...

     La jugabilidad no estaría mal del todo si los controles respondiesen SIEMPRE al mando y si no hubiese enemigos cuyas pautas de movimiento hacen que se pare 2 pixeles fuera del rango de tus armas para lanzarte algún rayo / acido o lo que sea que ni en tu mejor momento podrías esquivar, pero no es problema, tenemos vidas infinitas, aaaah pero no paciencia infinita, hay momentos en los que el control deja de funcionar del todo, al caer de un saliente dejando pulsada una dirección, al chocar con una pared mienstras caes, al fallar un doble salto... esto no es una exageración, me refiero a que el mando DEJA DE FUNCIONAR hasta que pulsas los controles con rabia y vaciando de penas tu corazón. Además de todo esto, la mencionada ausencia de alguna manera de continuar lo deja solo para los muy hardcore, yo lo he jugado en un emulador, tengo el cartucho pero tanto no quiero sufrir, y a base de grabar partidas he descubierto que el juego no es tan, tan dificil pero me ha llevado dos horas largas acabar las primeras 12 pantallas, aún quedan otras 12, presumiblemente más dificiles así como el enemigo final el cual, según he leido, solo tienes una oportunidad para vencer y que es físicamente imposible sin la ayuda de un emulador.

     
    Jarl
     
     
     He de confesar que cuando adquirí este cartucho no fuí capaz de acabar ningún nivel me quedaba atascado en alguno y pasaba de seguir jugando pero siempre supe que la espinita estaba clavada no por mi falta de habilidad sino por la falta de conocimiento del medio sobre el que me movía, quería un juego de terror, de pesadilla y se me sirvió en bandeja, un juego en el que no puedes morir, tendrás que repetir una y otra vez las mismas acciones para intentar llegar al final, final en el que SI puedes cagarla ya que se acaban las vidas infinitas, por suerte, solo es un videojuego y en el mundo real me basta con poner el boton de power en OFF para terminar con todo.
     
     
    Buenas noches.

    1 comentarios:

    JGMtm dijo...

    Tienes razon, yo solia jugar este juego con un sega megadrive que todavia tengo pero ya no sirve solo lo tengo como recuerdo. Y me encabronaba cada vez que moria, el mundo que me jodia es donde sale aquel monton de arañas que mucho molesta. Aun lo juego pero en la compu.

    Publicar un comentario