Analizando el argumento de un videojuego

  • 16 de septiembre de 2008
  • He de reconocer que ansiaba con (redundante) ansia desde que leí que Ryu Ga Gotoku 2 iba a ser lanzado en U.S.A. (me bastaba jugarlo en Inglés). Los buenos ratos que me hizo pasar la primera parte (añadida a mi colección por menos de 13€, 2 entradas de cine) más la escasez de juegos de calidad me han hecho regresar a Goldeneye, Duke Nukem Zero Hour, Ocarina of Time o incluso a esto:
     
    Juego bueno donde los haya, además de argumento tan inverosimil como original: eres un samurai que usa una pipa en lugar de espada que se hace acompañar de un pavo que se desnuda siempre que tiene ocasión (¿donde estaba la censura entonces Nintendo?) y ambos se unen en lucha contra los aliens, se ve que esto era algo habitual en el periodo Edo allá en el Japón Feudal.
    Pero vamos a lo que vamos, a YAKUZA 2, como he dicho, el primero me pareció, citando a Luisao, lo más grande, así que no esperaba menos de este, la verdad es que el juego es una ampliación del uno, lo cual, por otra parte no es mala cosa (véase Shenmue I y II) le añaden 4 cosas que lo hacen más ameno aun si cabe pero cosas como las músicas o los enemigos (al menos lo que hasta ahora he visto) son iguales. De todas maneras, no es la jugabilidad en lo que me quiero fijar, sino en el argumento, la manera en que se desenvuelve la historia, al parecer, al comenzar el juego tienes la opción de ver o no 4 videos que suman 43 minutos que te resumen Yakuza 1 para que no te pierdas y la verdad es que flipé bastante al recordar esa gran historia, esa historia que estaba a punto de continuar....¿o no? no lo se aun, llevo 3 horas de juego y, basicamente, el juego ha sido, matan al jefe de los "buenos" voy a hablar con el jefe de los "malos" para hacer una tregua y te plantas en medio de una guerra urbana sin comerlo ni beberlo lo cual te lleva a una ciudad en la que nunca has estado y, por supuesto, sin tener información ni pistas ni siquiera un mísero apunte de donde empezar, pero, como veremos, eso no es un problema. Cuando llegas a la ciudad, vas con un pavo y él sugiere de ir al hotel(normal tras 5 horas de tren) pero tu personaje dice que se va a dar una vuelta, a partir de entonces, el juego se transforma en un simulador de buscar pelea, a ver, no sabes quien es el malo ni quien no, te asaltan por la calle y te piden dinero para únicamente recibir unos merecidos puñetazos(en el mejor de los casos) o entregar sus dientes contra un bordillo/coche/farola. Vas BUSCANDO BREGA, DE CHULO POR LA VIDA, por que yo lo valgo y el caso es que funciona, llegas a donde debes, descubres al malo, salvas gatitos(verídico) y todo ello a base de OSTIAS como debe ser coño, ¿dialo-que? A que te llevas una toyina....
     El caso es que el juego mola y ese sinsentido lo hace molar aún más, no tengo que comerme la cabeza solo apalear a los malos, saber que hago el bien y encima sacarles los piños a gente de mala catadura, tengo ganas de llegar al tigre para enseñarle quien es aquí machote y varonil, un tigre joder.
     

    Volviendo al tema de la gente que te intenta robar, yo es que al final les cojo pena de tantas OSTIAS que les doy porque, es que hay que ser tonto, se ven por las calles un monton de viejas, hombres así como del montón, estudiantes y demás pero a los matones solo se les ocurre pedirle pasta al único japonés de 2 de alto por 1 de ancho que se por las calles, un tio que tiene dibujado en la espalda un dragón y escrito en la cara: ¿a que te llevas una ostia?. Con dos cojones.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario